Hipoteca y régimen de gananciales en el matrimonio.

Aun siendo cada vez menos frecuente el régimen de gananciales, no deja de ser una opción excelente en muchos matrimonios. Ésto y que cada vez nos casamos más tarde provoca que muchos contrayentes lleguen al “gran día” con un bagaje económico a sus espaldas. Y entre dicho bagaje se encuentra, a menudo, el piso de “soltero” o “soltera”.

Es motivo de consulta frecuente por parte de los cónyuges cuál es el régimen aplicable a un piso comprado por uno de ellos, antes de casarse, pero pagado entre ambos después. Es decir, qué ocurre cuando la vivienda se ha comprado a plazos (hipoteca), es privativa (por uno de ellos estando soltero) y posteriormente la hipoteca pasa a ser pagada por el matrimonio (en régimen de gananciales).

La solución parece clara en nuestro Código Civil pero, por el bien del patrimonio, es importante compartir con un abogado todas aquellas circunstancias personales que puedan afectar a la toma de decisiones en uno u otro sentido: poner o no a ambos cónyuges en la hipoteca, mantener o no la escritura de propiedad a nombre de uno, qué ocurre con la casa así comprada en caso de fallecimiento de uno de ellos…o en caso de que el  propietario tenga hijos de un matrimonio anterior, por poner un ejemplo.

Si éste es su caso no dude en ponerse en contacto con nosotros. Traiga preparadas todas sus preguntas y las resolveremos en una consulta.