Nueva ley de tasas judiciales. Importes y exenciones. Entrada en vigor.

Las nuevas medidas afectan especialmente a pleitos de escasa cuantía. Los procedimientos penales no se ven afectados por las tasas.

La Ley 10/2012, de 20 de Noviembre, por la que se regulan determinadas tasas en el ámbito de la Administración de Justicia y del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, vacía de contenido el artículo 35 de la Ley 53/2002, de 30 de diciembre, de Medidas Fiscales, Administrativas y del Orden Social, y abre un panorama que ha revolucionado el sector jurídico. Su efecto más inmediato se verá en los pleitos de escasa cuantía, que representan el 80% de los procesos judiciales.

Si bien esta reforma entró en vigor al día siguiente de su publicación, esto es, el pasado 22 de Noviembre, sigue habiendo interrogantes sobre su puesta en práctica, llegando incluso el secretario de Estado de Justicia, Fernando Román, a declarar que no es seguro que la ley se aplique de forma retroactiva.

Así las cosas, todavía son numerosos los juzgados a los que no han llegado los nuevos formularios para la liquidación de la tasa pertinente, produciéndose situaciones grotescas como la negativa de algunos secretarios a tramitar la causa si no se abona la nueva tasa, aunque no se pueda rellenar el papel en cuestión.

Independientemente de lo anterior, el texto de la ley es claro en cuanto a cuantías y exenciones, que detallamos a continuación:

Jurisdicción Civil

– procedimiento Verbal/Cambiario: 150 euros.

– procedimiento Ordinario: 300 euros.

-petición inicial de Monitorio: 100 euros.

– Concurso Necesario: 200 euros.

– recurso de Apelación: 800 euros.

– recurso de Casación y Extraordinario por Infracción Procesal: 1.200 euros.

Jurisdicción Contencioso-Administrativa

– Abreviado: 200 euros.

– Ordinario: 350 euros.

– recurso de Apelación: 800 euros.

– recurso de Casación: 1.200 euros.

Jurisdicción Social

– Suplicación: 500 euros.

– recurso de Casación: 750 euros.

A las cantidades fijas anteriores hay que sumarles una cantidad variable, resultado de calcular el 0,5% de la cuantía del procedimiento. Así, la interposición de demanda de procedimiento Ordinario de cuantía 6.001 euros tendrá una tasa judicial de 330 euros (300 + 30).

En los procedimiento de cuantía superior a 1 millón de euros, la cantidad variable se fija en el 0,25%.

En cuanto a las exenciones, encontramos las siguientes:

Exenciones objetivas

– procesos de capacidad, filiación y menores, así como los procesos matrimoniales que versen exclusivamente sobre guarda y custodia de hijos menores o sobre alimentos reclamados por un progenitor contra el otro en nombre de los hijos menores.

– procedimientos especialmente establecidos para la protección de los derechos fundamentales y libertades públicas.

– solicitud de concurso voluntario por el deudor.

– la presentación de petición inicial del procedimiento monitorio y la demanda de juicio verbal en reclamación de cantidad cuando la cuantía de las mismas no supere dos mil euros, salvo excepciones establecidas en la ley.

– interposición de recursos contencioso-administrativos cuando se recurra en casos de silencio administrativo negativo o inactividad de la Administración.

Exenciones Subjetivas

– personas a las que se les haya reconocido el derecho a la asistencia jurídica gratuita.

– Ministerio Fiscal y diversas instituciones y organimos estatales y/o de derecho público.

Exención parcial especial en el Orden Social

– los trabajadores, sean por cuenta ajena o autónomos, tendrán una exención del 60 % en la cuantía de la tasa que les corresponda por la interposición de los recursos de suplicación y casación.

 

 

 

 

, , , ,